jueves, 22 de octubre de 2009

CLASIFICACION un documento interesante para leer

www.monografias.com

Aspectos psicológicos de la clasificación

1. Propiedades fundamentales de la Clasificación
2. Aspectos Psicológicos de la Clasificación
3. Cómo facilitar en el niño el proceso de clasificación
4. Recomendaciones
5. Consignas
6. Estrategias
7. Bibliografía

CONTENIDO
Dentro del pensamiento lógico matemático se encuentra el proceso de la clasificación, que es la capacidad de agrupar objetos haciendo coincidir sus aspectos cualitativos o cuantitativos, combinando pequeños grupos para hacer grupos más grandes y haciendo reversible el proceso y separando de nuevo las partes del todo. Para clasificar, el niño requiere del conocimiento físico y de la habilidad para reconocer las semejanzas y diferencias entre los objetos para agruparlos de acuerdo a ellas. Surge, en forma natural, de los intentos de los niños darle sentido a su mundo desde las primeras etapas de contacto con los objetos concretos.
De manera general, se puede decir, que la clasificación constituye una serie de relaciones mentales en función de las cuales los objetos se reúnen por semejanzas, se separan por diferencias, se define la pertenencia de un objeto a una clase y se incluyen en ella subclases. En conclusión las relaciones que se establecen son la semejanza, diferencia, pertenencia e inclusión.
Al clasificar el material el niño forma grupos de objetos y los separa de otros de acuerdo con el criterio que haya elegido: forma, color, tamaño, grosor, entre otros. Cuando el material presenta superficies diferenciadas el niño no se limita en agrupar por un solo criterio, sino que a medida que observa y explora los objetos, va descubriendo otras características, ejemplo:
COLOR: Amarillo, rojo, azul.
FORMA: Triángulo, círculo, cuadrado, rectángulo.
TAMAÑO: Grande, mediano, pequeño.
GROSOR: Grueso, delgado.
El universo debe estar bien definido, ejemplos; juguetes, animales, plantas, entre otros. Los elementos que forman parte del universo pueden ser parecidos, pero no iguales, ya que el niño en sus primeros intentos de clasificación tienden a buscar más semejanzas que diferencias.

PROPIEDADES FUNDAMENTALES DE LA CLASIFICIACIÓN:
o COMPRENSIÓN: (Aspecto Cualitativo) está fundamentalmente en las relaciones de semejanza y diferencia.
o EXTENSIÓN: (Aspecto Cuantitativo) está fundamentalmente en las relaciones de pertenencia e inclusión, las cuales son:
o Pertenencia: se refiere a la relación entre un elemento y la clases a la que forma parte, en función de que reúna las características o propiedades sobre la base de las cuales se ha formado dicha clase.
o Inclusión: Es la relación existente entre una subclase y la clase de la que forma parte.

ASPECTOS PSICOLÓGICOS DE LA CLASIFICACIÓN:
El proceso de la clasificación va evolucionando gradualmente a través de las siguientes fases:
1. COLECCIONES GRÁFICAS: El niño agrupa objetos de una manera arbitraria. Los objetos que agrupa no parecen tener ninguna relación con semejanzas y diferencias. Pueden ser de una sola dimensión, continuos o discontinuos. Los elementos que escoge son heterogéneos. Ejemplo: Si se le pide a un niño que agrupe los objetos que se parecen, hará una colección de objetos sin relación aparente, pero al preguntarle “¿por qué van juntos?” nos dirá “este es rojo…este tiene un hueco…este es largo”.
2. AGRUPACIONES SIN CRITERIO CONSISTENTE: Comienza a agrupar objetos, notando las diferencias y semejanzas, pero no de una manera consistente. Por ejemplo agrupa objetos inicialmente por la forma, luego cambia por el color, luego por el tamaño, dejándose llevar por el atributo que más llame su atención.
3. AGRUPACIONES EXACTAS CON CRITERIO CONSISTENTE: En esta fase, las agrupaciones las hace el niño usando un criterio perceptible, coherente y único para el grupo que forma. Al preguntarle por qué van juntos, dirá porque tienen el mismo color o tamaño, entre otros. Sin embargo, por querer ser tan exacto y ajustado al atributo que ha
escogido, forma múltiples grupos pequeños exactamente iguales en todas las dimensiones. Por ejemplo: agrupa los redondos y azules, luego los redondos y rojos.
4. AGRUPACIONES MÁS FLEXIBLES CON MÁS DE UN CRITERIO CONSTANTE: Los criterios usados siguen siendo perceptibles, pero ahora los grupos que forma incluyen más objetos, porque los criterios son más amplios. Por ejemplo: agrupará los objetos grandes y pequeños que son redondos o los botones de varios colores de 2 huecos, etc.
5. AGRUPACIONES DE OBJETOS CON CRITERIO MENOS PERCEPTIBLE: En esta fase, los objetos que el niño agrupa no son idénticos, es decir, el criterio no es tan perceptible. Por ejemplo: agrupa el lápiz con las cuentas de madera o las tijeras con las agujas, porque son del mismo material.
6. CLASIFICACIÓN: En esta fase, el niño es capaz de manejar la lógica de la clasificación. Comprende la inclusión de clase, es decir, entiende que un grupo puede ser incluido en uno más amplio, por ejemplo, que los grupos de los botones de 4 y 2 huecos pueden variarse e incluirse bajo la clase “botones”; y entiende también la pertenencia múltiple de los objetos, es decir, que un objeto puede pertenecer a su vez a varios grupos. Por ejemplo: que el conejo pertenece a la vez al grupo de los conejos y al grupo de los animales.
Estas destrezas, de inclusión de clase y pertenencia múltiple son propicias del niño que ha superado la etapa pre-operacional.

COMO FACILITAR EN EL NIÑO EL PROCESO DE CLASIFICACIÓN:
El maestro deberá crear situaciones de aprendizaje, seleccionando material, utilizando consignas abiertas, estrategias que permitan al niño avanzar dentro de los diferentes momentos de su proceso.
Se tendrá en cuenta que el pensamiento del niño requiere a lo largo de todo el período preescolar, la utilización permanente de material concreto. El mejor material para todos estos ejes será el que rodea al niño habitualmente. Por lo tanto se aprovechará todo el material de desecho que se tenga en el preescolar o que los niños puedan llevar de su casa, así como el que se pueda
recoger en las excursiones o visitas de uso cotidiano, al igual que los estructurados (bloques lógicos).
Se establecen los criterios de selección del material para estimular a los niños en estos procesos, hay que tomar en cuenta que éstos, deben brindar la oportunidad de establecer semejanzas y diferencias, pertenecer a una misma clase, se debe cuidar de que sean apropiados para el cumplimiento del objetivo perseguido.
Cada material o universo debe estar bien definido, constituir en sí mismo una clase lógica, es decir, que los elementos deben presentar también diferencias. Deben tener por lo menos tres criterios ya que presentarle al niño elementos con dos criterios lo limitaría. Estos elementos deben tener relaciones de semejanza, es decir que cada elemento tendrá con respecto a los demás cierta semejanza, pero a la vez ciertas diferencias.

RECOMENDACIONES:
El docente o facilitador debe procurar:
• Que el niño extienda su clasificación a un mayor número de elementos.
• Que el niño reflexione sobre cada una de las colecciones que ha constituido y busque la forma de modificarla.
• Respetar las posibilidades y limitaciones características del estadio, sin violentar el proceso espontáneo del mismo.
• Se intentará que acepten gradualmente juntar elementos parecidos pero no idénticos.
• Que extienda progresivamente su colección a todos los elementos propuestos.
• Que el niño tome conciencia del o los atributos utilizados al realizar determinada colección.
• Realizar actividades que sugieran:
o La movilidad de criterios clasificatorios.
o La anticipación.
o La unión de pequeñas colecciones a colecciones mayores.
o Posibilidad de anticipar uno o varios criterios de clasificación.
o Reunión y disociación de colecciones, lo que ayudará al logro de la inclusión.
• La representación gráfica de las colecciones se trabajará con los niños del último nivel del proceso de clasificación.
• Cuando el niño representa la clasificación a través del dibujo, este debe haber construido previamente la clasificación concreta, esta debe precede a la presentación clasificatoria.

CONSIGNAS:
Las consignas a utilizar deben ser abiertas, que permitan al niño elegir por sí mismo un criterio clasificatorio, es él quien decidirá las agrupaciones que realizará al presentársele el material. De esta manera, el maestro no le está indicando al niño los elementos que debe juntar, ni cual es el criterio cobre la base de la cual debe hacerlo, por otra parte, el maestro puede aprovechar la situación para diagnosticar en que etapa del desarrollo se encuentra.
En el caso de la clasificación, las consignas más recomendadas son:
• Pon junto lo que va junto.
• ¿De que forma lo puedes agrupar?
• Pon juntos los que se te parecen.

ESTRATEGIAS:
Primeras Etapas:
Una vez que el niño ha realizado su clasificación o colección, se le puede plantear las siguientes preguntas:
- Observa lo que hiciste. ¿Podrías hacerlo de otra manera?
Como el niño no utiliza todo el material en esta etapa, se puede conducir con las siguientes preguntas:
- ¿Podrías colocarlo aquí? (tomando un elemento para introducirlo en la colección del niño) ¿Quedaría mejor en otro lugar? ¿Dónde?
Estas preguntas permitirán que el niño reflexione sobre lo ya hecho y que el maestro pueda destacar el momento donde se encuentra y si él codicia o no su colección.
Pedirle que no dé un elemento cualquiera del universo, luego otro que se le parezca en algo, seguidamente otro que se parezca en lo mismo y así sucesivamente hasta formar una colección, en donde la proximidad entre ellos no esté tomada en cuenta, sino sus características.
Segunda Etapa (pertenencia):
Trabajar la pertenencia inclusiva, que es una relación de elementos a clases, fundada en la semejanza existente entre los elementos que constituyen la clase, con la finalidad de que el niño reúna y disocie clases.
- ¿Hay algún otro elemento que pueda formar parte de este conjunto? Elegir distintos elementos (pertenezcan o no) y preguntar: ¿Podrías ponerlo en este conjunto?
Elegir algunos elementos semejantes en algo y pedir al niño que complete el conjunto, colocando en él todos los elementos que puedan pertenecerle.
También se le pueden presentar conjuntos en los que aparecen uno o dos elementos que no pertenecen a él y pedir que los niños le corrijan y expliquen por qué lo hacen.
Para trabajar la extensión el maestro elegirá elementos semejantes sin decirle que conjunto se está formando y luego se les pide a los niños que adivinen de qué conjunto se trata.
También se pueden realizar actividades que se refieren a:
- Posibilidad de cambiar criterios clasificatorios elegidos con anterioridad (movilidad).
- Posibilidad de anticipar uno o varios proyectos de clasificación.
- Reunión y disociación de colecciones, lo que ayudará al logro de la inclusión.

BIBLIOGRAFÍA
• BUSTILLOS ALVAREZ, Iris:
Desarrollo del Pensamiento Lógico Matemático.
Universidad Experimental Simón Rodríguez.
Caracas, 1.986.
• Guía de Actividades Prácticas para Niños Preescolares.
Tomo I y II.
Ministerio de Educación, Cultura y Deportes.
Grupo Didáctico, 2001, C.A.
Caracas, 2.001.


Sandra Santamaría.
sandy_santamaria@hotmail.com

Lia Milazzo.
Andreina Quintana.
Caracas, 02 de Febrero del 2.003

UNIERSIDAD JOSÉ MARÍA VARGAS
FACULTAD DE EDUCACIÓN
MENCIÓN: PREESCOLAR
CÁTEDRA: PENSAMIENTO LÓGICO MATEMÁTICO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada